Apoyo a la Inclusión

El programa atiende niños y jóvenes que experimentan barreras en la participación, derivadas de una condición de Trastorno del Espectro Autista y/o del Trastorno del Desarrollo Intelectual.
Este servicio se centra en la transformación de los diferentes actores involucrados en los entornos naturales en los cuales interactúan los usuarios, con el fin de desarrollar en ellos, habilidades socio comunicativas, de autonomía y flexibilidad cognitivo-conductual, fundamental para su calidad de vida y bienestar.
Esta intervención es importante para que los usuarios tengan una participación acorde a su ciclo de vida, previniendo el incremento de la brecha entre su desarrollo cronológico y su nivel de funcionamiento, lo que conlleva a la presencia de trastornos emocionales severos, que impactarían su funcionamiento de forma negativa.
El Programa de Apoyo a la Inclusión interviene los déficits nucleares del niño o joven con Trastorno del Espectro Autista y/o con Trastorno del Desarrollo Intelectual a través del empoderamiento de sus padres como principales mediadores de su desarrollo en condiciones de bienestar y de otros actores involucrados en su participación en los diferentes entornos acordes a su ciclo de vida.

 

Actividades

  • Diseño de un plan de intervención contextualizado: a partir de la evaluación inicial, se formula un plan de intervención que incluye metas y objetivos de intervención para el usuario, sus padres y otros actores. Se diseña con la participación del equipo de profesionales de la Fundación Integrar.
  • Sesiones de intervención: a estas sesiones asisten las familias con el Profesional de Apoyo, en estas se modelan estrategias que facilitan el desarrollo de habilidades del usuario, necesarias para su proceso de inclusión.
  • Sesiones de Intervención en entornos naturales: el Profesional de Apoyo orienta acompaña y modela a los diferentes actores, las estrategias y/o herramientas que le garanticen al usuario el desarrollo de las habilidades y promuevan actitudes positivas hacia su inclusión. La transferencia de metodologías a familias se realiza a través de talleres, observación directa del usuario en el entorno natural, asesoría directa con los actores involucrados, construcción de apoyos y facilitadores.
  • Sesiones de seguimiento trimestral: para determinar la evolución de los objetivos de los usuarios, las metas de familia y la efectividad del plan de apoyo; se realiza con los diferentes actores involucrados en el proceso de intervención del usuario.
  • Sesión de seguimiento anual: se evalúa el avance en el desarrollo del usuario, la atenuación de las características del autismo y su permanencia y promoción en los otros entornos en los cuales participa (institución educativa, por ejemplo). Así mismo, se evalúa el avance en el proceso de transferencia de metodologías a las familias y su satisfacción con el programa.

 

Intensidad horaria

Con 8 horas de atención mensual, el programa estima el logro de metas en un periodo de cuatro (4) años