Apoyo a la Inclusión TDAH

Este servicio está dirigido a niños, niñas y jóvenes con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad sin Trastorno del Desarrollo Intelectual asociado. El servicio se centra en el empoderamiento de padres sobre crianza segura que garantice en su hijo habilidades emocionales, sociales y de autorregulación; fundamentales para su proceso de inclusión en diversos entornos, a través de un entrenamiento conductual.
Adicionalmente, con los niños y adolescentes se lleva a cabo el entrenamiento de habilidades bajo el enfoque cognitivo conductual.
Esta intervención es importante para prevenir la trayectoria negativa del cuadro clínico, la cual se evidencia en el desarrollo de trastornos comórbidos como el Trastorno Oposicional Desafiante y Trastorno Disocial de la Conducta; y en algunos casos sumado la probabilidad de desarrollar baja autoestima, sentimientos depresivos, ansiedad, poca tolerancia a la frustración, sensación de no haber dado de sí todo su potencial.

Duración del servicio

El programa estima el logro de metas en un periodo de dos (2) años.

Actividades

  • Diseño de un plan individual de intervención contextualizado: a partir de la evaluación inicial, se formula un plan de intervención que incluye metas y objetivos de intervención que responden a las necesidades del usuario, sus padres y otros actores
  • Sesiones individuales o grupales a las que asiste el niño, niña o adolescente y su familia
  • Se abordan las metas a lograr, se modelan los objetivos simulando condiciones en los ambientes naturales, para desarrollar conductas que compensan el déficit, enfocando la intervención en habilidades sociales, autorregulación del comportamiento e interacción positiva. En estas sesiones de intervención se hace el seguimiento al impacto de las recomendaciones e intervención de los procesos que interfieren en el desempeño del niño, niña o joven (atención, memoria, habilidades ejecutivas, entre otros).
  • Sesiones de intervención a las que asisten los padres. En estas se abordan temas e inquietudes relativas al diagnóstico y se enseñan estrategias para problemas comunes que se derivan del déficit (implicaciones del cuadro clínico, estructura física facilitadora de conducta adecuada, transferencia de normas, manejo en crisis conductuales y crianza). Esta intervención se complementa con talleres para los padres.
  • Sesiones de Intervención en entornos naturales: los profesionales a cargo del proceso orientan, acompañan y modelan a los diferentes actores involucrados en el proceso las estrategias y/o herramientas que le garanticen al usuario el desarrollo de habilidades y promuevan actitudes positivas hacia su inclusión La intervención se realiza a través de talleres de formación, observación directa del usuario en otros entornos, asesoría directa a los diferentes actores involucrados y la construcción de apoyos y facilitadores.
  • Evaluación trimestral del plan con los padres para determinar la evolución de la sintomatología del TDAH y el avance en las metas planteadas en el plan de intervención individual.
  • Evaluación anual para correlacionar los avances en el plan de intervención y la mejoría en la sintomatología con la permanencia y promoción en otros entornos en los que participa el usuario según su ciclo de vida.

 

Intensidad horaria

Seis horas de atención mensual.