Habilitación Integral

Este programa atiende niños, jóvenes y adultos con Trastorno del Espectro de Autismo y/o Trastornos del Desarrollo Intelectual, con necesidades de apoyos en dos o más áreas de funcionamiento (socio-comunicativo, vida personal, vida comunidad y motora) residentes en Medellín y el Área Metropolitana.
Los usuarios presentan una discrepancia mayor a tres (3) años de edad entre la edad cronológica y la edad de desarrollo, lo que no les permite acceder a otros entornos ya que el contexto no está preparado para realizar las adaptaciones y adecuaciones de acceso que necesitan para desenvolverse de manera efectiva.
La intervención es grupal, pero cada uno de los usuarios cuenta con un plan de intervención individualizado, acorde con los apoyos requeridos y su ciclo de vida. Esto con el fin de facilitar el proceso de desarrollo de la persona cuando sus características y las del entorno impiden su inclusión, brindando una atención adecuada para responder satisfactoriamente a sus necesidades particulares.
El programa implica la intervención de la persona desde una perspectiva integral con el objetivo de prepararlos para la vida autónoma en la edad adulta y se orienta a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y sus familias, facilitando su acceso a los servicios de la comunidad para aumentar el desarrollo de la autonomía y de las habilidades de esta población.

Duración del servicio

La duración del servicio depende del logro de las metas del programa y la edad en la cual ingresa el usuario. La edad de atención puede extenderse hasta los 20 años según las manifestaciones específicas de complejidad de la condición.

Actividades

  • Diseño del Plan de Intervención, que contiene las metas y objetivos requeridos por el usuario y su familia. Se construye con base a una caracterización del usuario que permite conocer las características particulares de éste.
  • Diseño de la secuencia de cada uno de los objetivos a intervenir (paso a paso).
  • Planeación centrada en la persona. Es la definición del proyecto de vida cuando se presenta un cambio significativo en la vida del usuario.
  • Actividades grupales. Al interior de las salas de trabajo se realiza la intervención a través de una rutina diaria de actividades que comprende las diferentes áreas del desarrollo.
  • Transferencia de metodología a padres. Esta intervención se realiza a través de talleres y entrenamiento en la sala de trabajo para atender las principales necesidades de la familia, según el ciclo de vida de su hijo o hija.
  • Asesoría individual a padres de familia para el análisis de variables que interfieren con el buen desarrollo del plan; según el criterio de los Profesionales de Apoyo o la Coordinación del programa, se puede remitir a otros profesionales de la Fundación, con quienes se lleva a cabo un seguimiento transdisciplinario; o a profesionales externos si excede la oferta y/o capacidad de la Fundación.
  • Registros de la evolución de la secuencias de intervención de cada objetivo que permiten ajustes en el proceso.
  • Balances trimestrales de logros y dificultades del período, realizado conjuntamente con la familia con el fin de ajustar la intervención según la evolución del proceso.
  • Anualmente se hace una medición de crecimiento en desarrollo adaptativo mediante el ICAP (Inventario de destrezas adaptativas) y en las personas con trastorno del espectro autista, se realiza la medición de la severidad de los síntomas de autismo a través del IDEA (inventario del espectro autista).

 

Intensidad horaria

Entre 50 y 80 horas mensuales de atención a niños, jóvenes, adultos y familias.